Mi forma de trabajar

Doy gran importancia a la ejecución propia de mi obra sin recurrir a la ayuda de talleres externos. Todos los procesos desde la planificación hasta el último toque de acabado lo realizo con mis propias manos, sea en mi taller en Mijas (Andalucía) o en Sumbilla (Navarra). En este último hago sobre todo mis esculturas de madera.

Con esta forma de trabajar tanto el metal como la madera en directo mantengo el control que me permite intervenir creativamente en cualquier momento.  Sin estas intervenciones constantes me seria imposible  realizar mi obra  actual.

Mis esculturas pequeñas y medianas  tienen normalmente unos pocos croquis como base. La obra en sí es el resultado de un continuo  ajustar, añadir y cortar. La obra final difiere  muchas veces substancialmente del croquis original. Es mi forma personal de trabajar, en cada momento creativo,  subordinado  a constantes decisiones las cuales se convierten en un reto diario que me permite seguir mi trabajo con ilusión. Es evidente que esta forma de trabajar no se puede delegar  a un taller. Pero también no es menos cierto que la misma requiere un conocimiento técnico y artesanal en el tratado con distintos metales,  en mi caso adquirido durante prácticas de tres años en la industria metalúrgica en Suiza.

Para realizar trabajos más grandes que implican una planificación más detallada, hago una maqueta a escala, preferiblemente en el  mismo material del original. Este procedimiento me permite la previsión y solución de eventuales  problemas  tanto técnicos como artísticos,  ya en el modelo, con el consecuente ahorro de material y tiempo en el original.

Experimento constantemente con distintos materiales y expresiones artísticas. La base para estas creaciones experimentales es el estudio y observación del entorno y la interpretación del mismo. Tal interpretación requiere el necesario conocimiento cultural en cada caso. Es indiferente si este impulso creador viene como resultado de la observación de la naturaleza, o de  acontecimientos contemporáneos, históricos o políticos, lo importante es el impulso en sí mismo y su  acertada interpretación cuyo resultado materializa  una  nueva obra que puede ser figurativa o abstracta. A menudo empleo en la misma serie ambos estilos dependiendo de lo que quiero expresar.

 

Share your thoughts